Month: July 2014

La crema solar de alta protección no evita el cáncer de piel

Posted on

 

protector solar 1

  • Una investigación elaborada en Reino Unido demuestra que los daños a largo plazo no se pueden evitar aunque se use protección de factor muy alto.
  • La industria cosmética asegura que no vende su producto como “método de prevención de cáncer” sino para proteger la salud frente al sol.

Ponerse crema solar no es una manera efectiva de prevenir el cáncer de piel. Así lo han advertido un grupo de científicos de la Universidad de Manchester y del nstituto de Investigación del Cáncer de Londres que han realizado un estudio sobre la manera en que atacan los rayos ultravioleta a la piel.

La investigación, cuyas conclusiones están recogidas por el diario británico “The Daily Mail”, demuestra que el daño a largo plazo de los rayos ultravioleta no se puede detener utilizando protección solar, incluso aunque se recurra a la crema de más alta protección. De hecho, el informe revela que aunque se utilice crema con factor de protección 50, la protección permite que los rayos atraviesen la piel hasta el punto de dañar el ADN de las células de pigmento de la piel.

En este sentido, los protectores solares pueden evitar las quemaduras y los efectos a corto plazo, pero no puede evitar que se desarrolle la enfermedad.

Según este estudio, cualquier persona que pase mucho tiempo tomando el sol debe asegurarse de que está totalmente protegido, y esto no supone única y exclusivamente embadurnarse en crema. El doctor Julie Sharp, del Instituto de Investigación del Cáncer, asegura que “la gente tiende a pensar que son invencibles una vez que se ponen la crema y se van a tomar el sol, aumentando su exposición a los rayos uva”.

Pero una vez que “el gen está dañado, la piel es vulnerable ante otros daños del sol y se aumenta la posibilidad de que se pueda desarrollar un tumor”. El autor del estudio, Richard Marais, de la Universidad de Manchester, sostiene que “los rayos ultravioleta se dirigen a muchos genes encargados de protegernos de los daños del sol” y por eso es “muy importante” tener en cuenta que la protección solar no basta. Eso sí, el profesor Marais insiste en que la gente debe seguir utilizándola, porque puede retrasar la aparición de este tipo de cáncer.

Hay que combinar la crema con otras estrategias

El informe destaca la importancia, además, de combinar el uso de protector solar con otras estrategias destinadas a proteger la piel, como el uso de sombreros y ropa holgada o el resguardo bajo la sombra cuando el sol está en su punto más fuerte.

En este contexto, los médicos advierten de que la industria de la cosmética no debe recurrir al reclamo de los protectores solares como métodos de prevención de cáncer, aunque la propia industria niega que esto haya ocurrido.

Por su parte, el doctor Chris Flower, director general de la Asociación de Perfumería, Higiene y Cosmética asegura que los “productores de cosméticos nunca han hablado de cáncer en relación a su producto”.

Nunca recomendamos los productos de protección solar para que puedan estar al sol más tiempo, sino como parte de un comportamiento de seguridad ante (los daños que produce) el sol, lo que incluye estar a la sombra durante las horas más cálidas del día, por ejemplo, o taparse”, asegura. “No podemos utilizar el término ‘bloqueador del sol” o algo que sugiera que nuestro producto protege al 100%; no podemos hablar de protección total, el  término que utilizamos es  protección muy alta”, concluye.

Fuente: teinteresa.es

La obesidad es una epidemia

Posted on

Obesity-Surgery

La obesidad es una epidemia entre los hispanos en EE.UU., particularmente entre los jóvenes, y aumenta los riesgos de enfermedades cardiovasculares, según un estudio publicado hoy en la revista Journal of the American Heart Association. “La epidemia de obesidad entre los hispanos no tiene precedentes y continúa empeorando”, indicó el autor principal del estudio, Robert Kaplan, profesor de epidemiología y salud de la población en el Colegio Albert Einstein de Medicina de la ciudad de Nueva York. Los investigadores analizaron la información de salud de 16 344 personas con orígenes hispanos en el Bronx (Nueva York), Chicago (Illinois), Miami (Florida) y San Diego (California), con un promedio de edad de 40 años en los hombres y de 41 en las mujeres. Los grupos con mayor representación en la muestra fueron los de origen mexicano (alrededor del 37%), los cubanos (20%) y los puertorriqueños (16%). El estudio encontró que el 18%de las mujeres y el 12% de los hombres tenían niveles de obesidad que ameritaban una preocupación especial por los riesgos de salud. Se considera obesa una persona cuyo índice de masa corporal (IMC), calculado por la relación entre peso y altura, supera la marca de 35. La obesidad más grave, definida como un IMC por encima de 40 para una persona de más de 1,67 metros de altura y un peso por encima de 189 kilogramos, fue más común entre los adultos con edades entre los 25 y los 34 años, afectando a uno de cada 20 hombres y casi una de cada 10 mujeres en ese grupo de edad. Asimismo, más de la mitad de las personas con obesidad grave tenía niveles insuficientes de lipoproteínas de alta densidad, o “colesterol bueno”, y un alto grado de inflamación medida por un marcador llamado proteína C-reactiva, según el estudio. En cuanto a la presión sanguínea, más del 40% de las personas en este grupo tenían niveles altos y más del 25% tenía diabetes, añadió la investigación. “Ésta es una carga pesada para gente joven que debería estar en lo mejor de su vida”, indicó Kaplan. “Los jóvenes, y especialmente los hombres que son los que mostraron los grados más altos de factores de riesgo para futuras enfermedades cardiovasculares, son precisamente quienes tienden a desatender los controles médicos regulares y los estilos de vida saludables”, agregó.

Fuente: Journal of the American Heart Association/Diario el Comercio
 

Mujeres jóvenes con depresión tienen mayores posibilidades de infarto

Posted on

DEPRESSION

Las mujeres jóvenes tienen el doble de probabilidad de tener un infarto o morir por una enfermedad del corazón si tienen depresión, según un nuevo estudio. Los investigadores analizaron a 3 237 pacientes con enfermedades sospechadas o establecidas del corazón que se sometían a una angiografía coronaria; un procedimiento médico utilizado para diagnosticar el estrechamiento de arterías que suministran sangre al corazón. En el mismo día del procedimiento, las pacientes respondieron nueve preguntas para evaluar su estado mental.

Si la paciente experimentaba depresión moderada a grave, y tenía menos de 55 años, los investigadores observaron que tenía el doble de probabilidad de tener un infarto en los próximos años. Las mujeres con depresión menores de 55 años también tenían el doble de probabilidad de tener una enfermedad del corazón o morir de alguna causa durante ese periodo de tiempo en comparación con aquellas que no tenían depresión. Los hombres y aquellas mujeres mayores de 55 años con depresión no mostraron el mismo riesgo aumentado. La depresión es un factor de riesgo tan poderoso para las enfermedades del corazón como la diabetes o el tabaquismo, concluyó el médico Amit Shah, un cardiólogo de la Universidad Emory en Atlanta, Estados Unidos. Shah cree que hay una razón biológica para estudiar por qué la depresión ataca los corazones de las mujeres en particular. Los mecanismos que destacan la asociación de la depresión y las enfermedades del corazón podrían ser la inflamación o regulación hormonal, según lo que escribió el autor. Sin embargo, las razones exactas del vínculo todavía no están claras. “Cuando las personas se deprimen, dejan de cuidarse. Y cuando dejan de cuidarse, se enferman”, dijo la médico Suzanne Steinbaum, una vocera de la Asociación Americana del Corazón, quien no estuvo involucrada en el estudio. Por otra parte, cuando las personas enfermas no se cuidan, también pueden deprimirse. “Siempre es un reto saber qué viene primero”, dijo Steinbaum. Las investigaciones previas respaldan los datos de Shah. En un estudio de 2012 con casi 7 000 adultos estadounidenses realizado por la Universidad John Hopkins en Estados Unidos, se concluyó que las mujeres de entre 17 y 39 años con depresión tenían un riesgo significativamente mayor de muerte por enfermedades cardíacas isquémicas. Los pacientes con factores de riesgo de enfermedades del corazón como presión sanguínea alta u obesidad usualmente saben de su condición y obtienen tratamiento médico profesional. Ese no es el caso con la depresión, dice Shah.

Fuente: El Comercio

Obese women ‘show signs of food learning impairment’

Posted on

obesidad en las mujeres

Study participants were asked to learn and predict the appearance of food reward cards.

 

Obese women may have a “food learning impairment” that could explain their attitude to food, research from Yale School of Medicine suggests.

Tests on groups of obese and healthy-weight people found that the obese women performed worst when asked to remember a sequence of food picture cards.

Writing in Current Biology, Yale researchers tested 135 men and women.

The findings could lead to new ways to tackle obesity, the study says.

Study author Ifat Levy, assistant professor at Yale School of Medicine, said the difference in the performance of the obese women compared with the other groups was “really striking” and “significant”.

The tests looked at an individual’s ability to learn and predict the appearance of pictures of food or money on coloured cards.

The participants were told they would be given whatever appeared on these “reward” cards.

In the first phase, the reward cards always followed a particular coloured card in a sequence. Later, the order was changed and the reward cards appeared following a different coloured card.

During this time, participants were asked to predict the likelihood of a reward card appearing as the cards were shown one by one.

The results showed that obese women performed worst because they overestimated how often the pictures of food, including pretzels or chocolate, appeared.

Even after researchers had accounted for other factors, there was still a large difference in their learning performance.

Prof Levy said: “This is not a general learning impairment, as obese women had no problem learning when the reward was money rather than food.

“An intriguing possibility is that, by modifying flawed association between food and environmental cues, we may be able to change eating patterns.”

The study said it was not clear what lay behind the learning deficit in obese women.

In contrast, obese men did not show any signs of a food learning impairment.

Body image

The study suggested that women who are obese act this way because of particular concerns about food or because they feel more unhappy or dissatisfied about their body image.

Previous research suggests that there are differences in how men and women perceive obesity.

Future research is likely to focus on whether the food-specific learning problem is a result of obesity or a potential factor in causing obesity by testing individuals before and after weight loss.

The Yale researchers said their results called for a shift in focus.

“Rather than target these individuals’ behaviour with food, we suggest that a successful intervention should aim to modify their interactions with other cues that determine their eating patterns,” they wrote.

Resource: BBC/ News Health

¿Qué hábitos influyen en la salud cardiovascular?

Posted on

seniors couple

Muchas de las acciones que una persona realiza diariamente pueden afectar la salud del corazón y aumentar los riesgos de padecer una enfermedad coronaria. Por eso es importante conocer qué hábitos son los que se deben incorporar y cuáles hay que comenzar a dejar atrás para disfrutar de una mejor calidad de vida.

¿Te gusta comer comida chatarra?, ¿no comes nunca frutas ni verduras?, ¿eres fumador y sedentario? Si es así, cuidado. Tienes hábitos poco saludables que debes modificar con urgencia. La buena noticia es que la mayoría de las enfermedades cardiovasculares se generan por riesgos que pueden ser perfectamente controlados, y para eso es vital conocer qué comportamientos afectan directamente la salud del corazón.
Hábitos que puedes controlar para evitar enfermedades coronarias: 
Tabaquismo.
El consumo de cigarrillos eleva la frecuencia cardíaca y aumenta los riesgos de padecer hipertensión, ya que la nicotina produce vasocontricción (estrechamiento de las arterias), lo que no permite que la sangre fluya normalmente. 
Sedentarismo.
Las personas que practican alguna actividad física constante, durante 30 minutos, tres veces a la semana, disminuyen considerablemente los riesgos de padecer una enfermedad cardiaca. El deporte previene principalmente el sobrepeso y las enfermedades que derivan de él (diabetes, angina de pecho, infartos,  hipertensión, colesterol alto, entre otras), pero además ayuda a mantener controlado el estrés, que también es un factor que puede poner en riesgo la salud del corazón. 
Consumo de sal.
El consumo excesivo de sal provoca un aumento en la presión arterial que con el tiempo puede derivar en hipertensión. Esta enfermedad está directamente relacionada con algunas patologías coronarias, ya que un corazón hipertenso debe trabajar más rápido, lo que aumenta su exigencia y eleva los riesgos de infarto al miocardio. Sin embargo, la complicación más común derivada de la hipertensión son los accidentes cerebrovasculares, que se generan cuando las arterias no resisten la presión y rompen un vaso, provocando una hemorragia cerebral que deja graves secuelas motoras. 
Alimentación.
La alimentación es clave para mantener un corazón sano, ya que las dietas poco balanceadas y ricas en grasas, sodio, carbohidratos y azúcar provocan un aumento de peso que puede involucrar el padecimiento de otras enfermedades que afectan directamente la salud cardiovascular. 
Estrés.
En momentos de mucha presión, tensión y ansiedad, se acelera la frecuencia cardiaca y aumenta la presión arterial, lo que incrementa el trabajo cardiaco y los riesgos de que se produzca un infarto al miocardio. Además, el estrés también desarrolla la secreción de sustancias que aumentan el flujo sanguíneo, acelerando el daño de la pared arterial. 
Chequeos médicos.
Es importante someterse a chequeos médicos periódicos que permitan detectar cualquier patología a tiempo y tratarla para evitar riesgos mayores. Controlar la presión arterial y los niveles de colesterol es fundamental para prevenir enfermedades cardiovasculares, sobre todo en aquellas personas mayores de 45 años.

Fuente: achs

Garcinia Cambogia – Inhibe la síntesis de los lípidos

Posted on

 

GARCININA CAMB

La Garcinia Cambogia, es riquísima en ácido hidroxicítrico, es una planta que contiene mucha vitamina C.

El ácido hidroxicítrico impide la biosíntesis de grasas en el cuerpo.
Cuando se produce una ingesta de calorías mediante hidratos de carbono que exceden a la energía que necesita el organismo, el exceso se convierte en glucógeno que es almacenado en forma de depósito de energía de uso rápido en el hígado y en los músculos. Cuando se alcanza una cantidad suficiente de glucógeno almacenada, el propio hígado le envía un impulso al cerebro a través del nervio valgus para comunicarle que ya es suficiente y que estamos llenos. Pero, cuando la dieta contiene exceso de hidratos de carbono simples y no escuchamos a nuestro cerebro, el excedente se convierte en Acetil Coenzima A, la cual es transformada en lípidos que se instalan en las células grasas de todo el cuerpo pudiendo incluso obstruir vasos sanguíneos poniendo en peligro nuestra salud.

¿Qué papel juega en esto el ácido hidroxicítrico?

El ácido hidroxicítrico de la Garcinia Cambogia inhibe la enzima ATP-Citrato Liasa y esto reduce considerablemente la producción de deacetil coenzima A con la consecuencia de reducir también la formación y acumulación de ácidos grasos en el cuerpo. Se estimulan los glucorreceptores hepáticos y se sintetiza y almacena en el hígado una mayor cantidad de glucógeno y esto a su vez hace que la señal de saciedad sea mayor en el cerebro.

El  ácido  hidroxicítrico  duplica  la  velocidad de la glucogénesis y, por

tanto, la sensación de saciedad.
Se ha constatado que los animales sometidos a experimento, dejaron de ganar peso gracias a no acumular grasa en sus cuerpos y acabados los tres meses que duró dicho experimento, se comprobó con asombro, que los animales con un mínimo de reducción de alimentos de un 4%,habían ganado un 80% menos de peso que el grupo de control.
Otra cosa que pudieron constatar con ese experimento, fue que en presencia del ácido hidroxicítrico la reducida cantidad de Acetil Coenzima A y demás sustancias inhibidas por él, acelera el proceso de quema de grasa en el hígado.

Fuente: LineaySalud

Cuida tu corazón evitando el estrés excesivo durante el trabajo

Posted on

CUIDA TU CORAZON FOTO

Según los investigadores de la Universidad de Londres, los empleados con puestos de trabajo muy exigentes, donde no existe mucha libertad para tomar decisiones, tienen un riesgo mucho mayor de sufrir un ataque cardíaco, en comparación con otras personas de su edad cuyos empleos son menos estresantes.

Dicho de otro modo, cuando una persona tiene un trabajo muy estresante y no se le da la libertad de tomar decisiones, las probabilidades que tiene de sufrir un ataque al corazón es veintitrés por ciento mayor.

El estudio se llevó a cabo en trece países europeos, utilizando datos que abarcaron desde 1985 hasta el año 2006. A los participantes se les pidió que rellenaran un cuestionario al inicio de sus estudios, allí les realizaron preguntas para saber qué tan libres se consideraban para tomar decisiones, sobre sus solicitudes de empleo, si tenían cargas de trabajo excesivas o si su empleo demandaba mucho tiempo y atención.

Alrededor del quince por ciento de los participantes informó sobre alguna tensión laboral. Y más de dos mil trescientas personas tuvo algún tipo de cardiopatía coronaria (que iba desde la muerte coronaria hasta un primer infarto no fatal) durante un periodo de siete años y medio de seguimiento. Incluso después de tomar en cuenta factores tales como el nivel socioeconómico, el género, la edad y el estilo de vida, el riesgo de enfermedad coronaria seguía en pie.

Al final, los investigadores concluyeron que la reducción de estrés en el trabajo puede disminuir la incidencia de enfermedades. Sin embargo, esta estrategia tendría un efecto mucho más pequeño que la lucha contra los factores de riesgo convencionales, como el tabaquismo y la falta de actividad física.

Al parecer, la tensión laboral es sólo un pequeña parte de todo un entorno laboral y psicosocial que resulta perjudicial. Por lo que será necesario atender todos los factores en conjunto, para prevenir o reducir la incidencia de enfermedades coronarias

Fuente: kostleige