Obesidad y riesgo de cáncer- segunda Parte

Posted on

 

Obesidad 03

2. –¿Qué tan comunes son el sobrepeso o la obesidad?

Los resultados de la Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición (NHANES) de 2007 a 2008 indican que 68% de los adultos de los Estados Unidos de 20 años y más tienen sobrepeso o son obesos. En comparación, de 1988 a 1994, solo 56% de los adultos de 20 años y más tenían sobrepeso o eran obesos.

Además, el porcentaje de niños con sobrepeso u obesos ha aumentado también. Se calcula que 17% de los niños y adolescentes de 2 a 19 años de edad son obesos, según la encuesta de 2007 a 2008. De 1988 a 1994, esa cifra era solo 10%.

 

3.- ¿Qué se sabe de la relación entre la obesidad y el cáncer?

La obesidad está asociada con riesgos mayores de los siguientes tipos de cáncer,  y posiblemente de otros cánceres también:

  • Esófago
  • Páncreas
  • Colon y  recto
  • Seno (después de la menopausia)
  • Endometrio (el revestimiento del útero)
  • Riñon
  • Tiroides
  • Vesícula biliar

Un estudio, que usó los datos del programa del NCI de  Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER), calculó que en 2007, en los Estados Unidos, cerca de 34 000 casos nuevos de cáncer en los hombres (4%) y 50 500 en las mujeres (7%) se debían a la obesidad. El porcentaje de casos atribuidos a la obesidad varió mucho según los diferentes tipos de cáncer pero fue tan alto como 40% para algunos cánceres, especialmente para el cáncer de endometrio adenocarcinoma y el adenocarcinoma de esófago.

Una proyección del gravamen futuro de la obesidad en la economía y en la salud en 2030 calculó que si continúan las tendencias existentes de obesidad se llegará a casi 500 000 casos adicionales de cáncer en los Estados Unidos para 2030. Este análisis encontró también que si cada adulto reducía su IMC en 1%, lo que equivaldría a adelgazar más o menos 1kg (o 2,2 libras) en un adulto de peso promedio, esto prevendría el aumento del número de casos de cáncer y resultaría en realidad en evitar cerca de 100 000 casos nuevos de cáncer.

Se han sugerido varios mecanismos posibles para explicar la asociación entre la obesidad y un mayor riesgo de algunos cánceres:

  • El tejido adiposo (graso) produce cantidades en exceso de estrógeno, y concentraciones altas de ésta se han asociado con el riesgo de cánceres de seno, de endometrio y de otros.
  • La gente obesa tiene con frecuencia concentraciones mayores de insulina y el factor de crecimiento como la insulina-1 (IGF-1) en su sangre (una afección conocida como hiperinsulinemia o resistencia a la insulina), lo cual puede fomentar la formación de algunos tumores.
  • Las células grasas producen hormonas, llamadas adipocinas, las cuales pueden estimular o inhibir el crecimiento celular. Por ejemplo,  la leptina, que abunda más en gente obesa, parece que fomenta la proliferación celular, mientras que la adiponectina, que es menos abundante en gente obesa, puede tener efectos antiproliferativos.
  • Las células adiposas pueden tener también efectos directos e indirectos en otros reguladores del crecimiento de tumores, incluso la proteía activada por el blanco mamífero de la rapamicina (mammalian target of rapamycin, m TOR) y por el monofosfato de adenosina, (adenosine monophosphate, AMP).
  • La gente obesa tiene con frecuencia inflamación crónica en un grado bajo o “sub-agudo”, lo cual está asociado a un mayor riesgo de cáncer.

Otros mecanismos posibles son las reacciones imnunitarias alteradas, los efectos en el sistema del factor nuclear kappa beta y el estrés oxidativo.

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s