Beneficios de los probióticos para la salud

Posted on

 

yogurt 2

 

Son microbios “buenos” que se pueden ingerir para ayudar a combatir algunas enfermedades, y que se utilizan como bacterias “beneficiosas”, según indican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés). Uno de los más conocidos y utilizados es el Lactobacillus acidophilus.

La mayoría de los probióticos provienen de fuentes alimenticias, especialmente de productos lácteos con cultivos. Los probióticos pueden ser consumidos como cápsulas, tabletas, bebidas, polvos, yogures y otros alimentos.

En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) clasifica los probióticos como suplementos alimentarios por lo que no está regulada su pureza, viabilidad o eficacia.

 

Bacterias amigas

Al pensar en bacterias, lo primero que viene a la mente son enfermedades. Pero nuevos estudios revelan el valor de los probióticos, bacterias saludables que nos protegen de decenas de enfermedades. Conoce los beneficios de estas bacterias amigas y descubre en qué alimentos se encuentran.

¿Qué son los probióticos?

Según el Dr. Shekhar Challa, de la Kansas Medical Clinic, “Los probióticos son bacterias benéficas que el cuerpo necesita para mantenerse saludable. Estas bacterias viven dentro de nosotros y suelen encontrarse en los intestinos, facilitando la digestión, sin embargo, cumplen otras muchas funciones en el cuerpo”.

1. Mejoran la digestión

“Los probióticos eliminarían sustancias nocivas de los intestinos, como toxinas y gérmenes, evitando que se acumularan y dañaran los intestinos u otros órganos; gracias a esto mantendrían el sistema digestivo sano y en buen funcionamiento”, explica la Dra. Betty Kovacs, del New York Obesity Nutrition Research Center.

2. Previenen el cáncer

Según la Dra. Linda Brady, de la Universidad de Minnesota, un buen consumo de probióticos ayudaría a reducir el riesgo de cáncer de colon: “Al eliminar toxinas y gérmenes, los probióticos protegerían las células del intestino, reduciendo los daños a su material genético y evitando la aparición de lesiones que pudieran originar tumores”,

3. Previenen infecciones urinarias

“Los probióticos suelen encontrarse en los intestinos, sin embargo, también se hallan en otras partes del cuerpo, como en los genitales, donde ayudarían a prevenir y combatir las infecciones de las vías urinarias”, explica la Dra. Natalie Lamb, dietista del College of Naturopathic Medicine, en Londres.

Un balance delicado

La Dra. Lamb explica que en el área genital y alrededor de la uretra se alojan bacterias buenas, entre las que se encuentran los probióticos, y bacterias malas; si éstas proliferan, aparecen las infecciones. “Los probióticos evitarían el problema al inhibir el crecimiento y la reproducción de las bacterias nocivas”, destaca.

Dónde los hallo

Según el Dr. Andrew Seibert, de la American Gastroenterology Association, “Las principales fuentes de probióticos son los alimentos de leche fermentada, como el yogur o el kéfir, y productos como el yogur de soya y el tofu, pero también pueden hallarse en el queso, la col fermentanda y otros productos no pasteurizados”.

4. Mejoran el sistema inmune

“Las colonias de bacterias benéficas de los intestinos mejorarían la respuesta inmune del cuerpo al estimular la producción de glóbulos blancos y de

5. Combaten las alergias

Según explica la Dra. Elizabet Furrie, del Hospital Ninewells, en Inglaterra. “Las reacciones alérgicas se deben a un desbalance en el sistema inmunológico, sin embargo, una cantidad adecuada de microorganismos probióticos en el intestino ayudaría a regular este sistema, reduciendo la severidad y frecuencia de las alergias”.

Niños, principales beneficiados

“Los bebés y niños pequeños que consumen probióticos serían 50% menos propensos a las alergias, gracias a que estas bacterias estimularían y equilibrarían su sistema inmune de manera temprana”, explica el Dr. Errki Savilahti, de la Universidad de Helsinki. “Los adolescentes y adultos también se beneficiarían, pero en menor medida”.

6. Ayudan a perder peso

De acuerdo con la Dra. Amy Brown, de la Universidad de Hawaii, “Las bacterias de los probióticos ayudarían perder peso al permitir que el cuerpo aprovechara mejor las calorías de los alimentos y quemara la grasa acumulada, al mismo tiempo, estas bacterias evitarían la acumulación de grasa adicional”.

Cuidado con tu yogur

“Los probióticos no son una píldora mágica”, advierte la Dra. Brown. “Estas bacterias producen cambios ligeros en el metabolismo que pueden propiciar la pérdida de peso, pero si eliges un yogur muy azucarado o si consumes probióticos sin llevar una dieta adecuada, podrías no obtener ningún beneficio”.

7. Reducen el colesterol

“Varios estudios han encontrado que un consumo regular de probióticos ayudaría a reducir significativamente los niveles de colesterol LDL (malo)”, asegura la Dra. Mary Sanders, del Human Microbiome Project. “Esto gracias a que los probióticos modificarían la forma en que las grasas son metabolizadas en el intestino”.

Probióticos y prebióticos

Los probióticos viven dentro de ti, y para que funcionen mejor, debes alimentarlos: “Los prebióticos son el alimento de los probióticos, y comprenden diversos tipos de fibra que no es digerible para los humanos”, explica el Dr. Challa. Algunas fuentes de prebióticos son los granos enteros, las alcachofas y algunas legumbres y raíces

8. Combaten la presión alta

De acuerdo con la Dra. Huey-Shi Lye, de la Universidad Sains, en Malasia, “Las bacterias probióticas inhibirían la producción citocinas, sustancias inflamatorias que dañarían progresivamente los vasos sanguíneos causando cambios en la presión arterial”.

9. Ideales para los diabéticos

“El consumo de probióticos ayudaría a controlar la diabetes al mantener bajos los niveles de azúcar en la sangre: estas bacterias facilitarían el aprovechamiento de la glucosa y, al mismo tiempo, incrementarían la sensibilidad a la insulina”, comenta el Dr. Hanie Ejtahed, de la Universidad de Tabriz, en Irán.

Evita las complicaciones

Además de regular los niveles de glucosa, el Dr. Ejtahed asegura que los probióticos reducirían el riesgo de desarrollar complicaciones diabéticas: “Los probióticos facilitarían al cuerpo el aprovechamiento de los antioxidantes, lo cual protegería diversos órganos de los daños que los altos niveles de glucosa podrían causarles”.

10. Reducen el estrés

Un estudio encontró que el consumo de probióticos reducía el estrés, la ansiedad y la depresión. Según el Dr. Javier Bravo, de la University College Cork, en Irlanda, esto se debería a que “Los probióticos influirían en la producción y funcionamiento de ciertos neurotransmisores, y reducirían la producción de cortisol, hormona del estrés”.

Mente y estómago

Según el Dr. Bravo y su equipo, los probióticos podrían influir en el estado de ánimo gracias al nervio vago, el cual conecta el cerebro con el estómago y otras vísceras. “A través de este nervio, las sustancias producidas por los probióticos podrían enviar señales al cerebro influyendo en su funcionamiento”, explica.

Fuente: Univisión/Salud

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s